Cómo crear riqueza y prosperidad... Empezando hoy.



Seamos honestos... poca gente tiene conflicto con la posibilidad de tener más dinero y prosperidad en la vida. Esto parece ser un deseo común a todos los seres humanos y para algunos, señal de progreso personal. ¿Pero cuanto seria suficiente para ti? El "problema" del dinero es que te permite elevar el juego y comprar más cosas que te llevan a querer comprar y hacer más cosas, que adivina: requieren más dinero. Así que tienes que generar más dinero para la necesidad que no tenías antes de tener el dinero haha. ... Sí que es un circuito sin fin, para algunos estresante y para otros divertido... Pero independientemente de la categoría que te encuentres, una cosa es cierta: tú puedes generar riqueza y prosperidad en tu vida. Es lo que veremos en el fantástico libro de hoy: Wealth Warrior de Steve Chandler, por quien tengo infinita admiración. Steve Chandler es hoy un súper exitoso Coach, autor de +30 libros traducidos en 25 idiomas y conferencista internacional, entre tantas otras cosas. Pero no siempre fue así. Su historia personal está llena de altos y bajos. Por muchos años vivió una vida realmente difícil, que va desde su adicción al alcohol a estar quebrado sin dinero, avergonzado y con problemas familiares inimaginables. Si te preguntas ahora, ¿Como una persona así puede enseñarte a lograr riqueza en su vida?, es justamente lo que él declara en su libro: - "si yo, con todo lo que viví pude hacerlo, cualquiera lo puede hacer”. Y una de las primeras enseñanzas del libro es: para ser un Wealth Warrior (un guerrero de la riqueza) deja de esperar y empieza a crear. El corazón del libro es justamente este, tú eres el responsable por crear riqueza en tu vida… nadie más. Y la forma como lo harás tiene básicamente dos componentes: 1. Servir, servir y servir 2. Hacer de cada día una obra maestra (masterpiece). Hablemos entonces del primero, el acto de servir. Mucha gente puede confundirse con la expresión “servir”, imaginando que significa decir SÍ a todo y a todos. Steve tiene una visión acerca del tema que les quiero compartir. Servir es sin duda un acto de amor, de donación, pero es distinto de complacer. Servir, tiene un propósito: el de generar y añadir más valor a la vida de la otra persona con quien(es) uno está interactuando. Es un trueque, yo genero valor y tu me retribuyes con dinero. ¿Pero esto ya lo sabemos verdad?... todos los días estamos pagando a alguien para hacer algo por nosotros, digamos al plomero, restaurantes, a colaboradores, etc. “Resulta que dinero no es acerca de obtener y sí acerca de dar... una vida que tiene como base dar se transforma en una vida que produce riqueza... una vida basada en obtener es una vida de ansiedad y problemas financieros." El gran secreto realmente es que la fuente de la riqueza reside no sólo en el acto de servir, pero de servir profundamente. Encantar a tus clientes, sobrepasar los estándares que esperaban... esto es lo que Steve menciona que genera la riqueza. Sin embargo, el acto de servir profundamente exige algo de esfuerzo de tu parte, para empezar, dejar tu zona de confort y ponerse a trabajar en lo que realmente deseas lograr para servir mejor a los que te rodean. Intentaré resumir con un paso a paso lo mencionado en muchos puntos del libro con el objetivo de ayudarte a materializar este concepto:


  • Antes que nada, tendrás que definir en qué deseas servir (o sea, tener un producto o servicio). ¿Parece sencillo no? pero para una cantidad increíble de personas, lo que desean hacer esta solo en su mente. Planes de una vida llena de riqueza, que empiezan por un simple paso, que nunca es dado por innumerables razones. Consejo de Steve: ¡transforma los sueños que tengas en proyectos! Proyectos inspiradores que bajarás al mayor nivel de detalle y de la forma más específica que te sea posible. Esto es todo lo que necesitas para hacerlo real, y a partir de ahí, puedes realmente servir.


  • Vence los miedos inherentes a emprender una nueva iniciativa en tu vida. Es natural que el miedo venga cuando sales de zona de confort, pero para vencerlo, ponte en acción. Toma el proyecto que te inspira y toma una acción (la menor y más sencilla que puedas). El movimiento por sí mismo, genera movimiento y la motivación lo sigue. Añade creatividad y diviértete en el proceso de creación.


  • Transfórmate en la persona que necesitas ser para servir profundamente. Reinventarse es algo fabuloso y te dará la energía que necesitas para crear grandes cosas. Tus creencias son casi siempre el único obstáculo que tienes para hacer cosas espectaculares, así que no creas en nada negativo acerca de ti mismo, rodéate de cosas positivas para leer, para escuchar, personas optimistas para estar a tu alrededor. Crea nuevos hábitos, establece nuevas disciplinas en tu vida y reinvéntate hacia esa persona que realmente está preparada para servir a otros.


  • Si ya sientes que eres la persona que necesitas ser para servir a otros y tienes un servicio que deseas ofrecer al mundo, es hora de convertirse en “Pro". Hablamos acerca de ello en una nota anterior cuando hice referencia al libro: The War of Art - Steven Pressfield, y aquí viene el mismo concepto, empieza a servir con dedicación y seriedad... define lo que para ti seria ser “pro” en algo... qué estándares deseas rebasar para tus clientes y empieza paso a paso a crear este nuevo modelo de vida.



Recuerda - la riqueza viene del acto de servir de forma profunda. Steve Jobs, Apple... Mark Zuckerberg, Facebook ... Richard Branson, Virgin Airlines... Nombra a las personas más exitosas que puedas imaginar que generaron su riqueza lícitamente y sin herencias, y verás que por detras de su modelo de negocio, está el acto de servir. El segundo componente que Steve menciona en el libro es: hacer de tu día una obra maestra. ¡Simplemente me encanta este concepto! Hacer de tu día una obra maestra significa que vas a hacer todo lo que tengas que hacer que te ayude a mover el proyecto inspirador y que te traerá riqueza adelante. Esto, también requerirá algo de esfuerzo de tu parte y aquí te ilustro los componentes principales:


  • Mantener el foco es importante. Una vez que decidas lo que deseas hacer, es fundamental tu foco en ello, lo que naturalmente te exigirá decir algunos “No” en el medio del camino (evitando complacer personas), asimismo manejar mejor tu tiempo (como un verdadero guerrero) y poniendo tu energía en lo que realmente es relevante crear. Steve hace una metáfora muy interesante: actuamos como un “sol” en nuestro día a día... brillamos para todo. Cada email, cada llamada telefónica, cada interrupción parece merecer nuestra atención, pero al final del día, nada se genera realmente. No hay creación. Los vencedores ponen foco en lo desean crear, en lugar de actuar como “spray” sobre todo lo que aparezca.


  • Aplica la Ley de Pareto en ti mismo. Esta ley menciona que 20% de nuestro esfuerzo es lo que realmente genera 80% de los resultados. Así que la recomendación es que tu identifiques en tu día cuales son las acciones que corresponden al 20% que producen la mayor parte de tu riqueza. Revisa el 80% de las otras acciones que estás tomando, que no producen la riqueza, y reduce un poco más a cada día.


¿Puedes ver el poderoso que es esto? Vigilarte para eliminar lo que te quita energía, tiempo y no produce resultados, para enfocarte en aquello que realmente te traerá la riqueza. Veamos las 5 ideas principales del libro:


Hacer de tu día una obra maestra es una excelente forma de focalizar tu mente a lo que realmente importa. Pero me imagino que en este punto, debes de estar pensando: soy un colaborador de mi organización y no sé cómo generar riqueza aquí adentro. Si este es tu caso, lo que te voy a decir puede sonar algo raro: los mismos principios se aplican a ti como emprendedor o como colaborador. Una de las cosas que descubrí con este libro, es que la riqueza es generada por acción, pero también con transformación. Ser la persona que “necesitas ser” para el mundo que quieres vivir, es parte de tu desafío personal, estés dónde estés. Es parte de desarrollar nuevos hábitos, establecer disciplina en tu vida, dejar a un lado recompensas inmediatas para ir por algo de mayor valor a largo plazo. Pero sobretodo, generar la riqueza es una cuestión de responsabilidad personal y creencia en uno mismo; y esto, puedes hacerlo desde dónde te encuentres en este momento. Hacer más de lo que te he pedido, servir, ser guardián de tu tiempo y mantener el foco en las cosas que importan es algo que puedes hacer de inmediato! Wisdom in Action de hoy, te invita a reflexionar:


  • ¿Cual es el proyecto inspirador que tienes en mente que puede llevarte a la riqueza que deseas? (ojo, tu defines tu numero para la riqueza y prosperidad)


  • ¿Cuán dispuesto estás a - literalmente - abandonar tu zona de confort, reinventarte y empezar a dar pequeños pasos todos los días para materializar tus proyectos?


  • ¿Qué quieres hacer a partir de hoy para convertirse en un Wealth Warrior?

Unos dicen que el dinero es energía, otros que es una herramienta, y otros que es un simple mecanismo de intercambio... la verdad no importa la versión, el denominador común entre todas ellas es que somos la CAUSA para la generación del mismo. Lo que hará que produzcas riqueza es aumentar el dar... el servir. Aumentar la creatividad. Aumentar tu enfoque en un único camino. Aumentar la atención para identificar oportunidades existentes. Aumentar la disciplina y conciencia para reducir lo que te quita tiempo y energía, en lugar de llevarte al camino de la riqueza. Termino esta nota con una cita de Byron Katie: "Tu nunca necesitarás de más dinero de lo que tienes. Cuando empieces a comprender esto, te darás cuenta que de antemano, ya tienes toda la seguridad que deseas que el dinero te traiga. Es mucho más sencillo crear riqueza, estando en esta posición." ¡Sé causa y no efecto!





Publicaciones Recientes
Haga tu búsqueda por tema