Lo que necesitas saber para realizar todo lo que deseas en tu vida



¿Qué estarías haciendo de tu vida, si dinero y tiempo no fueran obstáculo? Parece que esta es la pregunta que no quiere callarse, muchos autores la disparan como una flecha para fomentar nuestra introspección. Usualmente la respuesta es que estarías haciendo algo distinto de lo que haces hoy y ahí te preguntas: ahora que lo sé, ¿qué sigue? Lo que sigue es justamente manifestarlo y el libro de hoy, nos ayuda a comprender cuales son las claves para ello. Estoy hablando de: The Seven Spiritual Laws of Success, de Deepak Chopra. Simplemente fabuloso, uno de aquellos libros que te dejan flotando al terminarlo, impresionante la paz que sientes. Deepak menciona en su libro, que el componente que nos falta para que podamos disfrutar de todo lo que uno considera éxito (amor, finanzas, familia, premios, aplausos, lo que quieras), está vinculado con 7 Leyes del Universo:

  • Ley de la potencialidad pura: si lograr tener el deseo, también logras manifestar lo que quieras

  • Ley del compartir: lo que quieras recibir, empiezalo a dar

  • Ley del Karma: causa y efecto... planta buenas semillas

  • Ley del Mínimo Esfuerzo: no luchar contra la realidad

  • Ley de la Intención: confiar en el Universo

  • Ley del Desapego: la libertad y aventura está en la incertidumbre

  • Ley del Dharma: todos tenemos un propósito y un regalo único

Cuando hablamos de la ley de potencialidad pura, significa el darse cuenta de que todo lo que necesitas ya está dentro de ti. Lo que pasa es que uno se olvida de ello, por comparaciones, por juzgarse a si mismo y a otros, por miedos o por la plática interna que todos tenemos y que traen creencias limitantes creadas en nuestro pasado. La ley de compartir (o giving en inglés), dice que si quieres alegría, debes de dársela, si quieres más amor, debes de aprender a dar amor, si quieres dinero, debes de compartir lo que tienes. Pero va más lejos que eso, la ley te incita a crear hábitos en tu vida de “dar” dónde quiera que estés, desde una sonrisa, una palabra cariñosa, o cualquier otra cosa. No necesita necesariamente ser material, hasta un pensamiento para la persona, deseándole felicidad y amor es suficiente. Déjame hablar acerca de esta ley, porque de todas es mi preferida. Aprendí eso con mi Papá, que desde que yo era muy niña me decía que siempre debemos dejar a las personas “mejores” que como estaban antes de nuestro encuentro con ellas. O sea, a cada momento tu tienes esta posibilidad, dejar al otro “mejor” significa dar lo mejor de ti en aquel momento, que como sabemos, puede pasar con una simple palabra, un halago, un “estoy contigo” o con cosas materiales. La ley funciona porque vivimos en un mundo de energía que cuando fluye adecuadamente, abre paso para lo que quieras dejar entrar. Cuando no fluye, simplemente es como una interruptor que está apagado. Así que de esta forma funciona... quieres algo, dalo primero. La ley de la causa y efecto (o Karma), tal vez sea la más conocida de mucha gente. Lo que plantas recibes de regreso. Si no estás compartiendo nada, difícilmente algo llegara a tu vida. Si no estás usando y perfeccionando los recursos que tienes en ti, esos no funcionarán cuando necesites usarlos. Cuando plantas el mal, recibes el mal y viceversa. La ley del mínimo esfuerzo, la frase parece chistosa ¿verdad? entonces ¿no tengo que hacer nada? Bueno no es bien así. Lo que esta ley menciona es que estamos todo el tiempo luchando contra algo que está ocurriendo, ya sean personas, situaciones, problemas, etc. Siempre luchando para que sea distinto, y esto consume una energía que es fuente primordial de tu poder de creación y para manifestar lo que quieras en tu vida. Esta ley menciona lo que es la filosofía básica de Byron Katie: aceptar y no luchar contra la realidad. Uno de los aprendizajes que tuve en los últimos años es que las cosas no te ocurren a ti, pero sí para ti. No es que el universo, Dios, o cualquier fuerza te está mirando desde el cielo y diciendo: Hummmm, déjame enviarle este problemita hoy. Lo que ocurre para ti, es “para” que tengas oportunidad de crecimiento, para que puedas vivir cosas distintas, aprender y experimentar ¿Así que para que gastar tanta energía luchando contra ellos? En breve escribiré acerca de un excelente libro llamado Flow y tal vez puedas comprender mejor este concepto, pero por ahora, la idea de Deepak es que seamos como la naturaleza, donde las cosas ocurren siguiendo un flujo natural... céspedes creciendo, peces nadando, pájaros volando, sol brillando. Sin esfuerzo. Antes de seguir con las leyes finales, veamos las 5 ideas principales del libro:



Me encanta esta última frase: es la vida que da la vida. Yo solo añadiría: cuidado con lo que pides, porque se puede materializar. Es increíble el número de personas que conozco, qué desean cosas, y cuando las reciben no saben que hacer con ellas, y terminan por perder no solo lo que lograron, sino además otras cosas en su vida. Entra también en el auto sabotaje que hablaremos en otras notas, pero el miedo del éxito, es real y puede ser devastador. Así que hay que pedir lo que realmente quieres lograr: ¿Quieres ser millonario para no tener problemas financieros? Fantástico, pero... ¿estás dispuesto a algunas situaciones que podrían ser parte de este beneficio, como quizá perder tu paz mental, tener que controlar todo lo que tienes, tener que vivir cercado de personas para asesorarte, sin libertad real de ir y venir? Sí esta es la decisión que tomas, de forma consciente, está todo perfecto... pero a menudo pedimos cosas que no estamos preparados para recibir porque siquiera pensamos en cómo sería tenerlas. ¿Cómo se manifiesta? Entramos en la ley de la intención, que dice que simplemente debes de confiar que todo está disponible para ti como para todos los demás seres humanos. Como un estante donde solo tienes que estirar tus manos para obtener lo que quieres. En este caso, estirar las manos significa cumplir con las otras leyes. La ley de la intención o del deseo solamente funciona cuando tu deseo no perjudica a otros, y tiene un buen propósito por detrás, de ayudarte a ti y a otros. Cuando lo logras entra la ley del desapego. Al notar que todo está disponible y puedes manifestarlo cuando quieras, no hay porqué “guardar”, no hay porque buscar seguridad, tener cosas, actuar como actuaba en el pasado, etc. Dentro de esta ley descubres lo increíble que es vivir la incertidumbre, dónde cada nuevo día significa una aventura y no una repetición del pasado o una proyección del futuro, que al final es solo una ilusión. Wisdom in Action de hoy te invita a:

  • ¡Vivir la vida! todas las leyes convergen en lo mismo, vivir la vida, sin apegos, sin juicio, sin perjudicar al otro, sin proyecciones... vivir la vida en toda su jornada de manera feliz y en paz... no solo cuando logres algo.

  • Haz el esfuerzo de no juzgar. Ni a ti, ni a otros... inténtalo con todas tus fuerzas, hazlo empezando por 1 hora el día de hoy... mañana por 2 horas y así en adelante hasta llegar a una semana. Salir del campo del juicio, te da libertad de ser lo que quieras y dejar a los demás “ser su verdad” también.

  • Practica el silencio estar un tiempo lejos del ruidoso mundo, incluyendo tu cabeza. Eso abre espacio en tu mente para poder dar y recibir de una forma distinta, y te ayuda a hacer las preguntas ciertas dentro de ti, para manifestar lo que deseas.

La última ley que menciona Deepak en su libro, es conocida como Dharma. Vivir en Dharma, es vivir de forma honesta contigo mismo. Dónde descubres tu humanidad, dónde percibe tu valor como ser humano, y lo que tienes de especial dentro de ti para compartir con los demás. Eres conciencia pura, llena de potencial, con toda la creatividad, conocimiento, simplicidad y perfecto balance. Todo eso ya lo tienes dentro de ti, todo eso ya eres al día de hoy. Para estar viviendo Dharma tienes que mirar dentro de ti, cerrar tus ojos y oídos a la crítica destructiva, a la aprobación externa, a lo miedos a la necesidad de control y poder. Todos esos elementos sólo son reflejo del miedo... buscar poder, control, aprobación... Miedos. Pero en Dharma no necesitas buscar poder, él viene hacia ti porque respetas otras personas, porque tu poder personal atrae a los demás, así como todo que necesitas. Elige vivir en Dharma y seguir las 7 Leyes Espirituales. Como tal es una elección... una que viene con sello de garantía, que si la practicas el Universo te recompensa. Sé tu mismo en un espacio de paz y calma interna, y verás la abundancia y manifestación de todo lo que deseas realizar.




Publicaciones Recientes
Haga tu búsqueda por tema

Encuéntrame en:

@ 2016 HUMAN CHANGE - Todos los derechos reservados