¿Ya pensaste que ser como un rio te llevaría a la felicidad?


¿Qué te parece si empezamos el Wisdom in Action de hoy haciendo un acuerdo? El acuerdo consiste en creer 3 verdades, como siendo absolutas:


  • Solo tu y nadie más, es responsable por tu felicidad.

  • Dinero y posesiones materiales no traen la felicidad.

  • Si puedes imaginar una vida maravillosa en el futuro, puedes empezar a estructurarla el día de hoy.

¡Listo! Así se empieza una nota con mucha energía. Pero ¿todo parece demasiado bien para ser verdad no? Si la felicidad no está en lo mencionado anteriormente y tú eres responsable por ella, ¿cómo hacerla realidad? Es lo que veremos en el intrigante e increíble libro de hoy: FLOW (fluir), del Autor Mihály Csíkszentmihályi. Mihály es una de mayores autoridades del mundo en temas relacionados a la psicología de la creatividad (ajá, ni sabías que eso existía verdad?) y es un investigador y estudioso de la Psicología Positiva. Es autor de +13 libros traducidos en +30 idiomas, y ha realizado innumerables presentaciones alrededor del mundo. El tema seguramente te va encantar. El autor llegó a la conclusión de que la persona puede llenar su vida de felicidad tan solo cambiando su estado de consciencia. Lo que por cierto, no es una idea para nada nueva… Viktor Frankl, Marcus Aurelius y muchos otros trajeron esas ideas a la mesa hace miles de años, pero fue Mihály y Martin Seligman quienes han estado trabajando de forma más conclusiva sobre esos puntos y realizando estudios que tornan los datos irrefutables. Hablaremos muy frecuentemente en nuestras notas acerca del poder que tiene enfocarse, pero una idea que nos presenta Mihály es que estar en estado de felicidad, básicamente está relacionado con dos cosas: estar en el presente y fluir. Quisiera poder transmitirles el entusiasmo que sentí cuando conocí este concepto años atrás. No sólo lo comprendí pero lo probé y cada vez que sigo la receta que abajo les comparto, mis niveles de felicidad se incrementan. Vivir en el presente, puede ser malinterpretado, pero en breve verán una nota del excelente libro el “Poder del Ahora” y notarán que está por detrás del concepto. Sin embargo, ya les adelanto que vivir en el presente no es vivir sin metas… es vivir con las metas, pero hacer que el día de hoy represente el entusiasmo que necesitas para alcanzarlas en lugar de dejar que el entusiasmo ocurra solamente en el futuro, cuando hayas logrado lo que deseabas. Entonces el punto es hacer lo mejor que puedas HOY y de ahí “vivir la felicidad” en el momento presente. La receta que nos da Mihály es muy útil para saber cómo aprovechar el momento. A grandes rasgos: todo lo que hacemos en la vida conlleva una mezcla del nivel de conocimiento que tenemos para hacerlo y el desafío que representa hacerlo. El dibujo que encontrarás abajo te dejará más claro todo este concepto:

  • Cuando tenemos un desafío muy grande para realizar (por ejemplo, te piden que hagas algo que nunca hiciste antes… un reporte, una actividad o estás viviendo una situación de conflicto que representa un gran desafío para ser solucionada), y tienes bajo nivel de conocimiento para lidiar con ello, lo que ocurre es lo que ves en el número 1: Estrés, ansiedad, cansancio, sensación de tener que lidiar con algo imposible.


  • Cuando tenemos un desafío bajo y mucho conocimiento para lidiar con algo, lo que pasa es que nos quedamos aburridos, sin ganas de hacerlo, como si todo diera igual, número 2.


  • Cuando tenemos un desafío bajo y se requiere poco conocimiento para ejecutarlo, vamos al número 3: apatía. ¿Adivina lo que entra en ese bloque? Quedar horas frente al televisor, o viendo cosas en Facebook, subiendo fotos en Instagram, etc.


  • Entonces la clave para que encontremos ese entusiasmo, fuerza, energía, zona creativa, es estar en el medio… lo que se llama la Zona de Flow. Es la combinación equilibrada entre la cantidad correcta de desafío y de conocimiento - número 4.


¿Fascinante no? Lo que entra en la Zona de Flow es cualquier actividad que “no hagas automáticamente” (acuérdate que exige algo de desafío), pero que te sientes capaz de hacerlo. Por ejemplo, me encanta escribir estas notas. Cuando las hago, seguramente representa un desafío el poder interpretar las ideas de tan distintos autores, para poderlas transmitir de la forma más didáctica posible... también quedarme enfocada en leer un libro de una sola vez, etc. Al mismo tiempo, siento que tengo habilidades para poder realizar esa actividad, por lo tanto el esfuerzo “no lastima”... al contrario, es engrandecedor y divertido. Otro ejemplo, cuando pinto un cuadro, es poner un lienzo blanquito frente a mí y varios colores de tinta... y olvidarme. Literalmente empiezo a “fluir”, me quedo tan absorta en lo que estoy haciendo que me desconecto del mundo y en ese espacio es imposible añadir preocupaciones o pensamientos relativos al futuro. Ahora creo que puedes percibir los componentes que hablamos anteriormente y que se repiten en los dos ejemplos que menciono: a) cuando estoy en flow estoy inmersa en el presente, absorta y enfocada en lo que estoy haciendo. b) cuando estoy en la zona creativa es una mezcla de desafío y conocimiento, que me permite esforzarme más, pero sin que eso me lastime. Veamos las 5 ideas principales del libro:


Es interesante percibir que estar relajado en casa sin hacer nada, tampoco trae la felicidad. Los momentos donde somos más felices son aquellos dónde estamos activos. Digas lo que digas, nos encanta trabajar. Obviamente, no largas horas, no con estrés continuo, etc., pero nota que quedar en casa, o vivir en un estado de “no hacer nada”, es altamente frustrante, porque queremos ser activos, productivos y hacer la diferencia. Todos lo quieren. Así que si te sientes cansado en este momento de todo lo que estás haciendo y de la vida que vienes llevando, el Wisdom in Action de hoy te invita a:

  • SLOW DOWN… de verdad, desacelera. Mira todo lo que tienes en las manos, en la cabeza o pendiente en algún papel. Pon todo en una misma lista, mira y decide en cuál actividad deseas enfocarte en el día de hoy o cuales 5 (no intentes superar esto, todas quedarían con algo incompleto). Después de lograr hacer las 5, verás que te sobrará tiempo para decidir si quieres seguir con las demás.


  • Entra en tu ZONA DE FLOW… si aún no conoces tus fortalezas, haz algún test para descubrirlas, pregunta a tus amigos, revisa dentro de ti lo que haces mejor. Cuando lo descubras, involucra más de ello en tu vida diaria. En caso que sea: organizar cosas, hazlo, si es crear cosas, hazlo. Identifica y añade para estar en flow.

¿Qué pasa si todo te parece difícil? Pues la salida fácil es cambiar de empleo, cambiar de pareja, cambiar el mundo. Salida fácil de pensar pero no tan fácil de ejecutar. Así que te invito a que veas esto como una aventura, la mejor de tu vida en este momento… “aprender cómo hacer”, “aprender cómo lidiar”, “aprender como vencer”. Con el pasar de los años diseñe mi propia filosofía de vida, que básicamente se relaciona a algo que mi Mamá siempre nos dijo: “el río fluye, y no importa si es costa arriba o costa abajo… seguirá fluyendo”. Cuando percibes que la vida “ocurrirá” quieras tu o no, será más fácil adueñarse de la única parte que puedes controlar, que son tus pensamientos y actitudes hacia ella. Terminaré con una frase muy bonita de Mihály Csíkszentmihályi: “Si estás interesado en algo, tu pondrás foco en ello, y cuando pongas foco en ello realmente te interesarás por ello. Muchas de las cosas que nos parecen interesantes no lo son de forma natural, pero así se tornan, porque nos dimos el trabajo de poner atención en ello.” Vive en el presente y con foco. Vive en Flow. Ve la Magia ocurrir en tu vida y la felicidad llegar sin esfuerzo.



Publicaciones Recientes
Haga tu búsqueda por tema