¿Tu problema es realmente tiempo?


Hace algunos años vi una película muy interesante llamada “El Precio del Mañana”. En ella, las personas vivían hasta los 25 años de edad y sólo era posible vivir más años, si lograbas tener más horas, obtenidas tal cual se obtiene dinero al día de hoy (trabajando, vendiendo, comprando, etc.). Las personas millonarias, ya no eran las que tenían “dinero”, sino “horas” y con ellas era posible adquirir lo que uno quisiera. El concepto fundamental era que el Tiempo, es nuestro recurso más precioso. Puedes ver abajo un pequeño trailer.


Trailer - El Precio del Mañana


Pues resulta que el libro de hoy The Power of full Engagement, escrito por Jim Loehr y Tony Schwartz, nos trae un punto de vista algo distinto, mencionando que aquello que tenemos de mayor valor, no es el Tiempo, ¡sino la Energía! Aquí algunas situaciones que nos invitan a considerar:

  • Imagina que atendiste una junta de 4 horas, donde cada minuto estaba siendo realmente de gran valía, pero durante las 2 últimas horas tu energía simplemente pareció desaparecer, lo que te hizo muy difícil el permanecer enfocado.

  • O imagina que te acordaste del cumpleaños de tu esposa, de hecho varias apps te alertaron, pero al llegar la noche tu energía se fue, y de tan cansado no pudiste salir de casa para celebrar.

El factor común entre ambas situaciones no era la falta de tiempo… lo que hacía falta era la energía para llevar las tareas adelante.

Energía, no el Tiempo, es la moneda fundamental para que tengas alto performance. Tu nivel de performance, salud y felicidad está directamente relacionado a la habilidad de gestionar tu energía.

Según los autores, estar fully engaged (o sea, con compromiso total en lo que estamos haciendo), es lo único que trae resultados efectivos. Hacen referencia por ejemplo, al compromiso de los colaboradores con las Organizaciones y mencionan que según estudios de Gallup, después de 6 meses en el trabajo, solamente el 38% de colaboradores siguen comprometidos y después de 3 años, solamente el 22%. Otro ejemplo dice respeto a los deportistas, que parecen tener absolutamente todo (preparación, coach, habilidades, talento natural, etc) para lograr grandes resultados, pero de un día a otro, se caen sin que nadie comprenda la razón. Aparentemente la Energía es el factor X que hace posible potenciar los talentos o derrumbarse. ¿Pero cómo mantener el nivel de energía en una época donde todo parece urgente, dónde tienes que ser multitarea, dónde estás a su vez en el teléfono, en la computadora, hablando con alguien y pensando en la próxima junta, todo al mismo tiempo? Según los autores, siguiendo estos 4 principios: => Principio 1: Comprender que la energía viene de distintas fuentes, sin separación - la fuente física, la emocional, la mental y la espiritual.

El resultado de esta combinación te pone en una de 4 clasificaciones: Energía Alta Negativa (Rabia, Miedo) Energía Baja Negativa (Depresión, Exhausto) Energía Baja Positiva (Relajado y Sereno) y Energía Alta Positiva, o Fully Engaged (Confiado, Alegre, Optimista). Para saber la diferencia que estos niveles de energía pueden hacer, piensa que necesitas hacer una cirugía de corazón, ¿qué estado de energía te gustaría que tuviera el doctor cuando te fuera operar?

Ciertamente fully engaged, completamente comprometido y con foco en tu operación cierto? Pues... ¡eso esperan tus clientes también! => Principio 2: Entender que los niveles de Energía disminuyen, tanto por el exceso como por la falta de uso, así que hay que balancearla.

Por cierto, pensar que la energía es ilimitada es un gran error. Hay que seguir el modelo de los corredores de carreras cortas (100 o 200m) que hacen el sprint a toda velocidad pero vislumbrando la recta final, y cuando llegan, dan el debido tiempo a la recuperación. Es necesario aprender a estar absolutamente comprometido con la carrera en periodos, pero totalmente desconectado de la misma en otros para recuperarse. => Principio 3: Aceptar que el Estrés NO es el enemigo.

Todo lo que nos hace crecer exige un esfuerzo extra, es así con nuestros músculos y es así de forma personal. Lo que te saca de la zona de confort es lo que potencialmente te hará crecer como Ser Humano y como Líder, con una única excepción - hay que tener el período de recuperación. Si notas, cuando te ejercitas en el gimnasio, te exigen muchísimo, y después te dan 2 días de recuperación antes de iniciar nuevamente. Si no fuera así el cuerpo no aguantaría y es lo mismo con el estrés. Por si mismo, él estrés no es malo, quedarse en él si lo es. Hemos escuchado a menudo una terminología llamada síndrome de Burnout,y muchos piensan que la misma es derivada de la cantidad de trabajo y estrés, pero la realidad es que se trata menos del estrés de hacer algo y mucho más la ausencia del período de recuperación. Gran parte de los Ejecutivos, aún llevan sus celulares, ipads y computadoras a las vacaciones y pasan la mayoría del tiempo contestando emails todos los días. Simplemente perdieron la capacidad de desconectarse, hay una sensación de culpa en no hacer nada, así que no se desconectan y no se recuperan para seguir productivos en los distintos niveles de energía. Los autores han entrevistado varios CEOs para darnos ejemplos de periodos de recuperación. Todos tienen la misma opinión: siempre habrá una cosa más a hacer, pero cuando las personas no toman tiempo para sí mismos, ellos dejan de ser productivos. Estas son algunas ideas:

  • Uno de ellos, desarrolló lo que llama “Lion Hunt” (como un león cazando) y lo que hace, es parar algunas veces durante el día, como por 30 minutos y caminar en la oficina preguntando para las personas en qué están trabajando. Esto le permite al mismo tiempo, la chance de conectar con sus colaboradores y asimismo resulta increíblemente relajante mover su agenda.

  • Otro CEO menciona que su método de recuperación es marcar com una gran “X” en su agenda fechas para disfrutar con su familia. Así que al menos 1 vez por mes, aparta 4 días completos para hacer algún viaje con ellos. También cerca de navidad aparta 9 días para esquiar o tomar vacaciones en algún local asoleado.


=> Principio 4: Crear rituales para fomentar tu Energía Positiva es la clave para que seas una persona de altísimo performance en todo lo que quieras emprender.

Mira cualquier área de tu vida dónde estés completamente presente, enfocado y con energía, y encontrarás que por detrás hay rituales conformados por hábitos positivos. Eso incluye por ejemplo, en aspectos físicos, el dormir bien y hacer ejercicio, en el emocional tener paciencia y pláticas positivas contigo mismo y en el aspecto mental y espiritual, estar fortalecido, viviendo con honestidad e integridad.


Vamos a las 4 ideas principales del libro:


Para algunos, el tema de la Energía puede ser algo “etéreo” y lo comprendo, ya que no es tangible. Pero no es necesario mucho esfuerzo para poder darse cuenta del impacto de no tenerla en tu día a día, y también percibir el impacto de trabajar con personas sin energía. Los autores mencionan que los Líderes son los responsables de preservar la energía organizacional. Son ellos quienes dirigen, renuevan, enfocan e invierten energía de cada célula de los colaboradores a servicio de una misión de la Organización. Así que para lograr sacar lo mejor de cada colaborador, es necesario el alineamiento entre lo que ellos desean y la misión de la compañía, eso es lo que dirige el performance. La falta de alineación restringe la calidad, cantidad y dirección que los colaboradores van a tomar.


Wisdom in Action de hoy te invita a reflexionar:


  • Las acciones que tomas hoy hacia tus colaboradores, ¿los energiza y les crea posibilidades para que trabajen con su mayor potencial creativo y optimismo?

  • Cómo integrante de la Organización, ¿estás haciendo el mejor uso de tus propias energías? ¿logras balancear tu energía entre las varias áreas para que llegues a tu trabajo sintiéndote pleno y listo para atender a tus clientes y otros colaboradores?

  • Cuando sales de vacaciones, ¿te permites tiempo para realmente disfrutarlas y desconectarte?


Si para cualquiera de las preguntas, la respuesta es NO, es momento de repensar algunas cosas:

  • Hay un dicho que menciona que se atraen más abejas con la miel que con el vinagre. Así que será más efectivo para ti como líder y también para tus colaboradores, que trabajen en un esquema donde se puedan incrementar los niveles de satisfacción y consecuente productividad. No es de hoy, que los estudios comprueban que trabajar en ambientes felices tienen impacto directo en los resultados de la empresa.

  • Aunque el libro apunta que es papel del líder preservar la energía organizacional, a mí me queda claro, que cada persona es responsable por sus niveles de energía. La consciencia y el “estar presente” en lo que haces, es lo que te dará las claves para saber cuando seguir adelante o cuando parar para un respiro.

  • Finalmente....Vacaciones! Aquel momento tan esperado, por ti, familiares, amigos... y cuando llega, ahí estás tu con el celular en las manos o ipad, para contestar un mensaje rápido de 5 minutos. Resulta que nunca se trata de 5 minutos, y peor, aunque lo fuera, esto ya te sacó de algo más importante que estabas haciendo, como por ejemplo conectarte con quienes están a tu alrededor, disfrutar un poco de sol, o una mañana bonita, o platicar con personas ajenas a tu convivio diario.

He estado trabajando con Ejecutivos hace mucho tiempo, fueron mis pares, hoy mis Coachees. El inicio de nuestras sesiones casi siempre se refieren a lo que desean lograr en la vida o cuales son los momentos que más anhelan. Casi al 100% dicen que son los momentos con la familia, cuando están jugando con los hijos, apreciando algo bonito con su esposa o esposo en los viajes, o que están con sus Papás etc. Irónicamente, aunque sean más importantes, reconocen que cuando están en medio de ello, están de hecho con la cabeza en otros sitios. Así que mi recomendación es que vivas ¡completo! pleno y lleno de energía, estando presente en lo que haces. Muchos estudiosos sostienen teorías de que no hay algo como el Balance en la Vida... y este libro prueba que lo que hay que hacer es un balance a partir de cómo inviertes tu energía y cómo te relajas. Estar presente es desconectarse cuando debes (sí, literal, apagar el celular para terminar un trabajo importante o para disfrutar una comida al lado de quienes aprecias) y deliberadamente, decidir cuándo “no hacer nada”.


Hay un libro muy interesante que en breve verás por acá, llamado How to Think Like Leonardo da Vinci que menciona una importante pregunta: “Dónde estás tú cuando tienes las mejores ideas”? El autor Michael Gelb, hizo esta misma pregunta a centenas de personas a lo largo de años y las respuestas eran muy similares entre ellas: descansando, caminando por la naturaleza, escuchando música o en playa. Para mí esto solo viene a probar un concepto que aplico muy a menudo en mi vida: SLOW DOWN and DO MORE (reduce tu ritmo y producirás más). Usa de forma inteligente tu energía y tendrás muchos días para apreciar! escoger dónde no la gastarlas... es un buen primer paso.





Publicaciones Recientes
Haga tu búsqueda por tema

Encuéntrame en:

@ 2016 HUMAN CHANGE - Todos los derechos reservados