Aprendiendo Liderazgo con Walt Disney

"If you can dream it, you can do it." ~ Walt Disney


Les traigo hoy algo muy interesante, lecciones de Liderazgo de uno de los mayores iconos de todos los tiempos, llamado Walt Disney. El libro que veremos se llama The Wisdom of Walt: Leadership Lessons from the Happiest Place on Earth, escrito por Jeffrey A. Barnes, y en él veremos la crónica de un sueño hecho realidad, la creación de Disneyland. Según Jeffrey, Walt Disney tenía todo para que su sueño nunca se hiciera realidad, debido a sus dificultades financieras. Pero Walt podía ver un paso adelante de los demás y tenía mucha claridad de lo que representaría el parque que soñaba… el problema es que la mayoría de los inversionistas, no lo veían de la misma forma… era algo demasiado innovador y grandioso para aquel entonces. Lo que permitió que Walt pudiera llevar adelante el sueño de construir Disneyland, fue el buen uso de una serie de características personales y de liderazgo que poseía, como el tener un propósito mayor que él mismo y seguir su pasión. El liderazgo de Walt Disney es tan legendario que representa uno de los pocos líderes que tienen una Marca que no se puede desasociar a su personalidad. Un liderazgo inspirador, basado en valores: Walt decía que el dinero no lo motivaba, las ideas y los sueños sí, y su consejo era tratar a los sueños como pequeños bebés, protegiéndolos y alimentándolos.


"Most of my life I have done what I wanted to do. I have had fun on the job."


Su visión era tan real y entusiasta, que fue capaz de reclutar personalmente todo el equipo para hacer Disneyland realidad. Los Imagineers, como fueron nombrados, eran los responsables por comprender y aterrizar las ideas de Walt, combinarlas con sus ideas propias y talentos artísticos, transformando el sueño en realidad. La gente seguía a Walt Disney por creer en su sueño, por su carisma, su motivación que contagiaba a todos a su alrededor y por hacer divertido trabajar con él.


"A man gave birth to a mouse. The mouse built the man an empire."


Dicen que Mickey Mouse era el alter-ego de Walt Disney, lo que le posibilitó expresarse a través del personaje. Eso es algo importante cuando hablamos acerca de su liderazgo, porque el “decir las verdades” (aún a través de sus personajes), era una forma de mostrar que creía en su voz interna, creía en sí mismo, creía en la simplicidad del pequeño ratón imaginario y con ello, hizo que también todo el mundo lo creyera. Otro aspecto fundamental en su liderazgo, dice respecto a lo que conocemos en inglés como “storytelling”. Lo que Walt en su propia opinión hacía mejor, era contar historias. Cuando escribió Blanca Nieves y los siete enanos, nadie comprendía porque quería crear esta animación en un momento que Mickey representaba un enorme éxito. Ni aun sus colaboradores mas cercanos entendían que quería Walt. Ya frustrado, Walt les invitó a una cena, a todos los 40 colaboradores, y después de la cena, siguieron a una reunión. En ella, por 2 horas, él emocionó a todos relatando la animación, haciendo los personajes tan vívidos, que al final todos quedaron entusiasmados con la misma. Walt no les dio estadísticas, no les contó la misión de la empresa, los involucró de tal forma que pudieron “vivir la historia”.


Vamos a las 4 ideas principales del libro:


Walt Disney decía que las personas solo siguen a otras en un camino retador, cuando encuentran algo prometedor para ellas mismas. Y como vimos, para hacer su sueño realidad, él realmente necesitaba el apoyo de mucha gente, entre ellos, colaboradores y de los propios visitantes. Si ya estuviste en los Parques de Disney, es posible que recuerdes la cantidad de detalles que involucran tu experiencia, y esta era una característica muy conocida de Walt: cuidar de los detalles. Los visitantes hasta la fecha, se quedan boquiabiertos por la cantidad de sorpresas en el camino. Con la misma pasión, Walt cuidaba de sus colaboradores. ¿Te acuerdas lo que está escrito en la etiqueta del primer miembro de reparto con quien te encuentras en el parque? solo hay su nombre y su ciudad natal. Lo que la etiqueta NO dice, habla mucho acerca de Walt Disney. A él mismo, le era incómodo ser llamado Mr. o algo distinto de Walt, ya que él se sentía parte de un gran equipo, en el cual, se podía confiar y en él, podían confiar. La confianza además del día a día, tiene a ver con los esfuerzos de Walt en hacer a cada miembro del equipo consciente, que la razón última y primera, por la cual trabajaban allá, era para ayudar a los invitados que venían al parque. Decía que Disneyland, empezando por el local dónde los clientes aparcarían el coche, hasta las innumerables atracciones que verían y personajes que encontrarían en el camino, era parte de la gran historia que sus invitados experimentarían aquel día... cada colaborador era responsable por tornar esta experiencia extraordinaria y emocionante, y por ello, la posición que cada uno ocupaba, era menos importante, que la atención y cuidado que dedicaría a cada visitante.


Wisdom in Action de hoy te invita a reflexionar:


Algo sorprendente en la historia de Walt, fue la idealización de lo que él llamó e-ticket experiences. Estamos hablando del 1955 y Walt ya tenía noción de que la experiencia del cliente era algo fundamental. El “E” de e-ticket es una referencia a Exceder... Exceder Experiencias. Así que hoy te invito a reflexionar, ya sea en tu posición de CEO, empresario o colaborador:

  • ¿que significa para ti, exceder las expectativas de tus clientes?

  • ¿que resultaría divertido hacer para sorprenderlos y provocarles un deseo increíble de regresar a tu empresa?

  • Si tu fueras un visitante en tu empresa, tu propio cliente o consumidor, ¿en qué te gustaría que la experiencia fuera mejor?


Exceder la experiencia... simplemente brillante. Sí te preguntas ahora, cómo Walt podía tener ideas tan inspiradoras, te dejo dos claves de su propia personalidad:

  • Walt Disney, era conocido como un hombre de acción y cada paso, cada creación, cada persona que era contratada, hacía parte de la materialización de su gran sueño.. ¡esto se llama foco!.

  • Para lidiar con los miedos y dudas que surgían, su postura era tomar acción, en lugar de quedarse parado pensando en excusas y razones para no hacer algo. Y fue así que Walt vivió su vida, sin excusas y controlando su pensamiento, buscando formas de hacer real, todo aquello que creía.


El autor Jonathan Haidt decía en su libro: “Ponte a ti mismo cualquier objetivo que quieras. La mayor parte del placer surgirá con tu caminata, con cada paso que te lleve más cerca de realizar tu objetivo.” Esta frase parece un reflejo de la historia de Walt Disney, una vida de propósito que nos dejó grandiosas lecciones que pueden ser aprendidas, a partir de una mirada atenta y un simple paseo por sus parques. Independientemente de cuán lejos estés tú de tu sueño, o de cuantos pasos te falten para llegar a él ¡actúa!. Alguien tiene que dar un paso al frente para hacerlo realidad... ... empieza por ti y diviértete!!!






Publicaciones Recientes
Haga tu búsqueda por tema

Encuéntrame en:

@ 2016 HUMAN CHANGE - Todos los derechos reservados