Ha llegado el momento de resolver todos tus problemas


1. Cada uno de nosotros es ciento por ciento responsable de todas nuestras experiencias. 2. Cada idea que pensamos está creando nuestro futuro. 3. Todo el mundo sufre de odio a sí mismo y de culpabilidad. 4. El último recurso de todos es: “No soy suficientemente bueno” 5. Sólo es una idea, y una idea puede cambiarse. 6. El resentimiento, la crítica, la culpabilidad son los patrones más dañinos. 7. Cuando realmente nos amamos a nosotros mismos, todo funciona en nuestra vida. 8. Debemos liberar el pasado y perdonar a todos. 9. La autoaprobación y la autoaceptación en el presente son las claves para los cambios positivos. 10. Creamos todas las llamadas “enfermedades” en nuestro cuerpo.

Louise L. Hay en You can heal your life



El libro de hoy, más que una inspiración te trae algunas respuestas. Lo que ves arriba, son 10 conceptos que están dentro de la filosofía de Louise Lynn Hay, una escritora fantástica, considerada una de las figuras más representativas del movimiento del nuevo pensamiento positivo, fundadora de Hay House, y que vendió más de 50 millones de libros alrededor del mundo. El corazón del libro You Can Heal Your Life, es compasión y amor. Básicamente Louise hace énfasis, en que la fuente de nuestro sufrimiento está en el pensamiento y en la forma como nosotros mismos nos tratamos. O sea, la falta de compasión con uno mismo, es el camino para generar enfermedades físicas o del alma. Hay una infinidad de buenas ideas, y aquí te comparto algunas: Toda enfermedad proviene de un estado de “no perdonar” Más que un comportamiento de perdón, Louise menciona que perdonar, significa soltar, liberar. Cuando el perdón es en relación al otro, lo único que tienes que hacer es "estar dispuesto" a perdonar. Para ello, puedes considerar que la persona que estás intentando perdonar, hizo lo mejor que pudo hacer, con la comprensión, conciencia y conocimiento que tenía en aquel momento. Sin embargo, el perdón mayor, es hacia uno mismo. Sin importar, si el problema es mala salud, falta de dinero o relaciones insatisfactorias, la clave para sanar es que uno se ame a sí mismo. Empezar a amarse y aceptarse tal cual es. Louise menciona un ejercicio que puedes hacer todos los días: mirarte al espejo y decir que realmente te amas y te aceptas tal cual eres y que haciéndolo de corazón y con intención, verás transformaciones positivas en tu vida. Otros autores recomiendan hacerlo con afirmaciones y otros aún, a partir de escribir cuando estés haciendo tu “journaling”. Si tienes dificultad con el tema, puedes empezar simplemente por mirarte y demostrar gratitud por todo lo que tienes. Aquí te dejo un video que seguramente te inspirará =)




Cambia el debería por podría

Otra idea interesante es que hagas una revisión de tu vida, y apuntes al menos 5 frases acerca de lo que deberías hacer (o dejar de hacer). Yo debería ___________________________________________________________. Cuando las termines, toma estas mismas frases y cámbialas por podría en lugar de debería. Yo podría ____________________________________________________________. Al finalizar usa las mismas frases, empezando por: Si realmente quisiera, yo podría _______________________________________. Me pareció muy enriquecedor este ejercicio. Primero porque “debería” nunca te genera la inspiración necesaria para seguir adelante por mucho tiempo… ¿Quién quiere ser obligado a hacer algo?, por otro lado, “podría” te empodera, porque te da la opción de hacerlo o no. Finalmente empezar con “si realmente quisiera”, te da claridad del por qué, aun teniendo la opción, no lo haces.

  • Yo debería reducir mi tiempo mirando programas de televisión y empezar a leer libros.


  • Yo podría reducir mi tiempo mirando programas de televisión y empezar a leer libros.


  • Si realmente quisiera, yo podría reducir mi tiempo mirando televisión.


¿Por qué no lo hago? … tcham tcham… =) esta es la respuesta de millones que obtendrás cuando termines este ejercicio. Puede ser porque te distraes con la tele, o porque no quieres pensar, o porque no encuentras libros que te inspiren, etc. Sin importar la respuesta, lo que verás es que estás sufriendo por algo que tienes opción y que si lo aceptas (no me gusta leer y punto), ya te liberas de eso de una vez.


Veamos otras 4 ideas interesantes del libro:


Me encanta la idea #3. ¿No te hace más ligero el pensar que todo lo que tienes que cambiar, empieza, ahora? O sea, independientemente de lo que te pasó en tiempos atrás o de lo que piensas que podría ser tu futuro, solo hay un momento donde tienes poder de hacer algo, y este momento… es hoy. Si estás viviendo el desafío del cambio ahora y no sabes dónde empezar, te dejo dos ideas:

  • La primera es lo que aplicamos en los procesos de coaching. Define lo que deseas cambiar, haz una pequeña lista de acciones que te llevarían al resultado positivo y cuando la tengas, date el más pequeño de los pasos en esta dirección. Por ejemplo, quiero ser una buena cantante. Pasos: aprender a cantar, practicar todos los días, exponerme más, etc. Pequeña acción: hacer una búsqueda en la web de lugares para tomar clases. ¡Listo! De pequeña acción en acción, verás cómo se producen los resultados más rápido que jamás pensarías.


  • Otro tip que te dejo, es lo que dice Tony Robbins: “cuida la calidad de las preguntas que te haces”. Si en tu cabeza circulan preguntas como: ¿quedaré sin dinero? ¿estaré siempre solo? ¿nunca lograré un empleo? … estas preguntas no te llevan a acciones positivas. Intenta sustituirlas por algo que te ayude, como: ¿qué puedo hacer distinto para lograr el empleo que sueño? ¿cómo puedo organizarme para tener dinero siempre? Etc.


Una última idea de Louise: Haz un aseo mental La autora menciona que regularmente realiza un aseo mental =) un trabajo de repasar los cuartos mentales y examinar pensamientos y creencias. Haciéndolo, ella puede definir cuales son los pensamientos que la ayudan y merecen conservarse en su mente y cuáles son los que no sirven de nada, y como periódicos viejos deberían ser echados en la basura. Para realizar esta limpieza, la recomendación de Louise es que empieces a usar de forma más frecuente "las afirmaciones", porque funcionan como una reprogramación que le estarás haciendo a tu cerebro. El simple acto de repetir la frase: estoy dispuesto a cambiar (y tocar la garganta al hacerlo), es cómo darte permiso para realmente hacer el cambio. ¡Inténtalo! Sin embargo, si aún no logras siquiera saber cuáles son los pensamientos positivos o negativos que pasan por tu cabeza, súper recomiendo que empieces a practicar meditación, respiración consciente o silencio. Estas herramientas disponibles para todos, te revelarán lo que conscientemente no estás logrando ver. Y cómo si tantas ideas bonitas de la autora fuera poco, el libro aún tiene un verdadero diccionario de enfermedades más comunes y sus respectivas causas (invariablemente asociadas con lo emocional). ¡Está increíble! Aceptación, Amor y Compasión por uno mismo. ¿Por dónde vas empezar, ahora que ya sabes la respuesta a las preguntas que te vienes haciendo? =)




Publicaciones Recientes
Haga tu búsqueda por tema