Grandes líderes no viven en el mundo de las expectativas



Acabo de finalizar una sesión de coaching con uno de mis coachees, un brillante CEO de una empresa de manufactura.


El éxito en su carrera es evidente, pero es fácil percibir que le ha costado algunas noches de sueño llegar donde está... ¿La culpa? al parecer, se atribuye a la falta de compromiso de los demás en hacer lo que se pide.


Hummmm ¿parece algo que ya escuchaste antes? jaja. La verdad es que varios VPs y CEOs que atiendo, están sufriendo lo mismo: altísimas frustraciones por no lograr lo que desean en los tiempos, forma o modelo que esperan. Y todo eso puede ser resumido en una palabra: EXPECTATIVA.


Expectation is the root of all heartache - William Shakespeare

De hecho, ¿hay algo más sencillo que crear expectativas acerca del otro?


  • Si eres mi colaborador, ES EVIDENTE, que te pido algo y lo harás.


  • Si trabajas conmigo hace mucho tiempo, ES LÓGICO, que sabes como debes de hacer lo que te pido.


  • Si eres mi amigo, ESTOY SEGURO, que no fallarás conmigo cuando te pida algo.


Desafortunadamente, ninguno de los enunciados anteriores son verdaderos. No existe el evidente, lógico o seguro cuando se trata de otros seres humanos. Pensar que el otro hará exactamente lo que está en tu mente, no solo es inocente, como también poco productivo (ya que existen muchas formas distintas de obtenerse un mismo resultado).


Bien, consecuencia de tantas inferencias, es un sin fin de frustraciones... no solo con los resultados, pero con las personas involucradas.


Así que si este también es tu caso, hoy te traigo una solución sencilla: ¡EMPIECE A HACER ACUERDOS! Y aquí te dejo 5 tips para que realmente funcionen:


#1. Acuerdos por definición, involucran dos o más personas =), así que no es algo unilateral. Al máximo que te sea posible, busque áreas donde tu (y a quién estás solicitando ayuda), sean beneficiados, y a partir de este espacio, trabajen en conjunto acerca de lo que quieren lograr.


#2. Acuerdos sólidos, conllevan indicadores (fecha, horario, acción, etc.). Cuanto más detallada sea tu petición, y más claro queden los indicadores, más sencillo será evaluar si están siendo seguidos.


#3. Acuerdos sólidos también pueden fallar. Pero es infinitamente más sencillo retomar la plática y corregir puntos sobre algo definido, que sobre un sin fin de "pensé", "no me ocurrió", "no me dijiste"...


#4. En un acuerdo, actue como Coach y permita crear un espacio a través de preguntas, dónde el otro pueda posicionarse. Así estarás seguro que pudo comprender realmente lo que está siendo solicitado, que te diga como lo haría y se requiere algún apoyo adicional. Existe la posibilidad que te des cuenta, que la persona no tiene idea de como hacer lo que se está solicitando, o que la misma, está sobrecargada de otras actividades para él/ella prioritarias ( lo que puede ser algo que no esperabas oír). Pero seamos honestos, ¿no prefieres saberlo de antemano, que después de 1 semana esperando algo?


#5. Cuando transformas expectativas en acuerdos, TODOS salen beneficiados. De verdad, a nadie le encanta fallar, cuanto más tengan claridad de dónde llegar y cómo, menor será la posibilidad de falla.


Listo, siguiendo estos 5 tips, estoy segura que lograrás salir del campo de expectativas y empezar a jugar en el campo de acuerdos y resultados efectivos. Mis coachees están creando nuevos modelos de trabajo más productivos y efectivos, tan solo con esta distinción. Uno de ellos, literalmente evitó el despido de personas y redujo el conflicto en el ambiente de trabajo en un 80%, a partir de también enseñar a su equipo Directivo como hacer mejores acuerdos.


Y como liderazgo, no se refiere solo a trabajo, usa esta fórmula en cualquier área de tu vida (ambiente familiar, social), y verás como la comunicación y ambiente, mejoran de forma exponencial.


>>>>>>>>>


Soraia Kutby es fundadora y CEO de Human Change, una compañía que trabaja para inspirar cambios positivo en el liderazgo de CEOs y Directivos.



Publicaciones Recientes
Haga tu búsqueda por tema

Encuéntrame en:

@ 2016 HUMAN CHANGE - Todos los derechos reservados