¿Eres exitoso pero sientes que algo te falta? En 5 minutos, te explico lo que puede estar pasando.



Te esfuerzas por toda la vida, abdicas de tus horas libres para contribuir a las empresas en las que actúas, decides poner a un lado tus fines de semana en pro de aprender algunas cosas nuevas.


Tu vida, es un constante 24x7 dedicado a una de las cosas que más te estimula, el trabajo. Amas lo que haces, te encantan las personas con las cuales trabajas… te consideras exitoso profesionalmente y como consecuencia, tienes “recursos” y “posibilidades”. Llegaste a donde querías. Inclusive tienes una bonita familia, hijos, perro, de alguna forma lograste equilibrio con el paso de los años. Pero un día, sin ninguna razón aparente, te despiertas, miras tu rostro en el espejo y sientes que algo falta.


Aquella sensación empieza a molestarte, te sientes culpable por no poder apreciar todo lo que tienes. Te crees con algún problema y la frustración va aumentando. Hasta que un día, el sentimiento es tan fuerte, que quieres dejar todo y empezar una vida nueva. En ese momento, en lo alto de tus 40-50 años, te asustas, empiezas a considerar si el dejar todo atrás, vale la pena. Todo el éxito que tuviste, lo que llegaste a ser, el estatus que ganaste con tu crecimiento profesional y el reconocimiento que obtuviste. ¿Valdría la pena renunciar a todo esto?


Sumas a eso, nuevas consideraciones, ahora el trabajo que tanto amas, también parece el culpable. Te das cuenta en este momento, que la empresa consume todo tu tiempo (tiempo que tu decidiste consciente o inconscientemente dedicar). Surgen nuevas reflexiones, ¿cuáles eran mis pasiones? Ahhhh, navegar por el mundo, olvida, ya no sirve. Tener mi propia empresa, olvida, es muy riesgoso ahora. Dedicarme a escribir mis experiencias haciendo viajes por el mundo… hummm… no, también no.


Todo suena lejísimos ahora. Pero finalmente te das cuenta que tu insatisfacción está asociada a cosas que no hiciste, y sin embargo, te sientes exitoso. La confusión te domina y puedes pasar muchos años más en el looping: culpa - aceptación - frustración.


¿Por qué pasa eso?


Hoy te comparto algunas ideas, para ayudarte en la reflexión.


El primer punto importante a observar acá, es la interpretación de la palabra éxito. Advierto, ¡el tema es complejo! recién hice una encuesta y de cada 10 personas, 8 dieron respuestas distintas. Así que lo que piensas tú que es ser exitoso (tener un buen empleo, dinero, status, etc), para otros es completamente distinto (tener tranquilidad, poder ir y venir cuando y donde quiera, poder crear libremente, etc).


Hay una película muy linda de Wayne Dyer, que se llama El Cambio http://bit.ly/1tumwT4. En ella, en la primera escena, el autor menciona un texto que para mí, explica esta diferencia de conceptos:

“Totalmente desprevenidos, entramos en el atardecer de la vida. Lo peor de todo es que nos adentramos en él, con la falsa pretensión que nuestras verdades e ideales nos servirán a partir de entonces. Pero no podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que en la mañana, porque lo que en la mañana era mucho, en el atardecer, será poco, y lo que era verdadero en la mañana, en la tarde será falso."


Es eso. No eres el mismo, en la mañana, cuando tienes 20 años, estás descubriendo tu camino en el mundo, creando tu estructura básica de vida, viendo el dinero y la entrega al trabajo, como los dos únicos pilares a los cuales realmente tienes que dedicarte, para que en el entardecer puedas dedicarte a otros.


Ahora, en el llamado atardecer, tu visión es otra, tus aspiraciones y valores, son otros. Das más importancia a las relaciones significativas, en lugar de los grupos de personas. Das más valor a tu bienestar y el de tu familia, en lugar de acumular objetos materiales.


Bueno, no es regla… la nueva generación ya está teniendo una claridad mucho mayor que la que algunos de nosotros tuvimos en nuestra época, y algunos en el atardecer aún no despertaron.


Pero, de forma general, así interpreto yo, las palabras de Wayne Dyer.


El punto es… ser exitoso no es lo mismo que tener logros, y la diferencia entre ambas palabras es brutal. En la mañana o en el atardecer de la vida puedes tener muchos logros, pero ser exitoso, este éxito asociado con lo que todos buscamos, la felicidad, es algo más profundo.


Según las enseñanzas de la psicología positiva, Martin Seligman, Tal Ben-Shahar, entre otros., solo logramos la verdadera felicidad cuando están presentes en nuestra vida 5 elementos al mismo tiempo (los dejaré en inglés para preservar el acrónimo PERMA): Positivity, Engagement, Relationship, Meaning and Achievement.


O sea, si pasas la vida detrás de logros, y esos para ti, son asociados a objetos materiales, o escalada profesional, puedes estar dejando a un lado los otros 4 elementos, como por ejemplo, algo común, es dejar de crear conexiones auténticas con aquellos que están a tu alrededor.


Si por otro lado, vives solamente por vivir, sin un propósito, sin relaciones significativas o sin pensar en hacer algo que trascienda a ti mismo, también puede que sientas falta de algo.


Así que, mucho de lo que los Ejecutivos actualmente están sintiendo, puede ser corregido - antes mismo - de alcanzar el estado de frustración. Para ello, es importante encontrar cómo inserir todos los 5 elementos de forma que sientan que hay logros profesionales, pero también personales.


La idea de - trabajar sin descansar, sin tiempo para la familia, sin aprovechar cada momento que puedes para vivir bien - para que, cuando tengas más edad (60-70años) puedas disfrutar tiempo con tus nietos, podría ser un argumento válido, si tuvieras una bola de cristal y pudieras ver el futuro. Desafortunadamente, no la tienes, y como dice un amigo, la vida no te da garantías. Más tarde, puedes tener dinero, pero tal vez no salud o energía, para escalar las montañas que deseaste un día. Puedes tener tiempo, pero no poder viajar porque tienes que atender a algún familiar que te necesita.


El momento es ahora y es solo una cuestión de despertar para que puedas darte cuenta, que tienes muchas posibilidades en este momento de vivir todo lo que quieres.


>>>>>>>>


Soraia Kutby es fundadora y CEO de Human Change, una compañía que trabaja para inspirar un cambio positivo en el liderazgo de CEOs y Directivos.



Publicaciones Recientes
Haga tu búsqueda por tema

Encuéntrame en:

@ 2016 HUMAN CHANGE - Todos los derechos reservados